(+57)323 232 73 02 – (+1)358 86 17 info@recuperatusilla.com
En Colombia, según la organización Greenpeace, el consumo de plástico por persona es de 24Kg al año, y los plásticos de uso único (platos, vasos, pitillos, bolsas, botellas de agua, entre otros) comprenden cerca del 56% del consumo total local.

Panorama mundial 

Ministros de 170 países, entre ellos Colombia, se reunieron en Marzo de este año en la cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en Nairobi,  con el fin de abordar la crisis ambiental mundial que estamos atravesando actualmente. Allí se comprometieron a incentivar la innovación, el consumo y la producción sostenibles en cada país, y fué muy firme el propósito de reducir significativamente los productos de plástico de un solo uso para el 2030.

En Colombia, según la organización Greenpeace, el consumo de plástico por persona es de 24Kg al año, y los plásticos de uso único (platos, vasos, pitillos, bolsas, botellas de agua, entre otros) comprenden cerca del 56% del consumo total local. Adicional a esto, la misma organización manifiesta que los ríos Magdalena y Amazonas se encuentran entre los 20 más contaminados por plástico en el planeta.

Las cifras son aterradoras y aunque en los medios de comunicación no se habla mucho al respecto, el mismo planeta pide a gritos acciones contundentes, muestra de ello es la gigantesca isla de basura que desembocó en las playas de Puerto Colombia hace unos días y en la cual se han recogido 1.046 toneladas de basura según reporte de autoridades ambientales y locales.

Actualmente, en el Senado se adelanta un proyecto de ley que busca prohibir la fabricación, importación, venta y distribución de plásticos de un solo uso para 2021 y para 2025 los de mayor complejidad, como colillas de cigarrillo y bolsas plásticas.

Es un proyecto prometedor, que de ser aprobado, beneficiaría grandemente nuestro medio ambiente, pero por otro lado, según lo dicho por el presidente de Acoplásticos, “este listado de prohibiciones sin duda significaría un impacto social inmenso al encarecer el precio de productos de consumo básico, y también al afectar, no solo la industria plástica nacional que genera más de 200.000 empleos directos, sino a miles de empresas, especialmente pymes, que utilizan permanentemente estos artículos plásticos, principalmente como empaques y envases, y cuyos sustitutos de otros materiales o no son una alternativa o sus costos son sustancialmente mayores”

Es un panorama nada fácil de manejar, en el que es indispensable crear una conciencia aterrizada sobre el manejo adecuado de los plásticos, no solo en empresas, también en nuestros hogares; sabemos que hay casos en los que su uso es casi que indispensable pero debemos generar acciones efectivas para el reciclaje, recuperación y reutilización de este material, de no ser así seguiremos matando nuestro planeta e inundándolo de plástico.

Cuéntanos, ¿qué piensas al respecto?