Seleccionar página
Las enfermedades osteomusculares son, a día de hoy, uno de los motivos más frecuentes de las bajas laborales en Colombia. Una de las razones que pueden provocar este tipo de dolencias se encuentra en la falta de ergonomí­a de los elementos existentes en los puestos de trabajo. Por ejemplo, el uso de ordenadores portátiles sin pantallas adicionales, teclados que provocan falta de apoyo en las muñecas y antebrazos, o sillas que por su baja calidad o mal uso hacen que el trabajador tenga dolores de espalda o cuello, entre otros.

De entre todos los elementos, la elección de una buena silla es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en la ergonomía laboral. Esto es debido a que, por muy altas prestaciones que tenga, si no se ajusta correctamente a las funciones y características del trabajador, puede ser incomodar y provocar molestias.

El equipo de asesoramiento profesional de Recupera Tu Silla propone una serie de puntos a considerar para un correcto ajuste de las sillas en el entorno laboral:

  • Altura del asiento: Para regular la altura de la silla debemos sentarnos, apoyando de manera completa, la espalda en el respaldo. Además, debemos acercar la silla a la mesa hasta que los brazos queden a una altura más cómoda para trabajar sobre ella, que suele ser en la medida de los codos.
  • El respaldo: Este ajuste es totalmente imprescindible cuando pasamos más de cuatro horas diarias bien sentados, o frente a la pantalla del ordenador. La altura del respaldo debe situarse por debajo de los omoplatos, podemos mantenerlo en posición vertical o ligeramente inclinado hacia atrás.
  • Ajuste del contacto permanente: Este mecanismo hace que el respaldo se mueva acompañando los movimientos de espalda del trabajador. Deberá ajustarse en función del peso y gusto del usuario.

Cualquiera de tus sillas actuales podemos llevarla a que cumpla con todos los requerimientos ergonómicos, a bajo costo. Pregúntanos cómo.